martes, 13 de junio de 2017

Nuestro paso por China

Después de visitar la India ahora le tocaba el turno a China. Hasta allí llegamos en barco. ¿Y qué visitamos? Pues la Gran muralla china. 
Así que nos pusimos manos a la obra para realizar este enorme monumento (sólo un trozo, claro jeje):


Primero les puse delante unos cuantos bricks de zumos y batidos y una caja y tenían que pensar a ver cómo podíamos hacer la muralla china con todo aquello. Poco a poco fueron saliendo voluntarios que le empezaron a dar forma a este material:






Pensamos que la caja era demasiado ancha y que podríamos cortarla por la mitad:


Una vez hecho el camino y los muros, nos faltaban las almenas, por lo que cortamos los bricks por la mitad y las colocamos encima de los muros. Ya sólo faltaba pegar todo y hacer una torre al final, pero de esto se encarga la profe ya que para pegar utilizamos la pistola de silicona:


¡Qué orgullosos estamos de nuestra muralla!

Ahora ya sólo nos falta pintarla, que eso se nos da genial:




¿ A que nos quedó genial?

Ya tenemos un monumento más en nuestra colección. Y dos sellos más en nuestros pasaportes. Después de China pasamos por Japón, pero allí pasamos muy poco tiempo ya que teníamos que coger un barco rumbo a Estados Unidos:


Como siempre hacemos con cada país, trabajamos la localización y la bandera:


 Están tan entusiasmados con el proyecto que hasta en el juego libre en los rincones juegan ellos solos a construir los monumentos. Mirad qué murallas chinas tan bonitas:


¡Nos vemos en nuestro próximo destino!. Eso sí, tenemos que ir muy rapidito porque nos queda muy poco tiempo.

1 comentario:

  1. Es genial que les guste tanto y aprenden sin darse cuenta.Muy buen trabajo chicos.

    ResponderEliminar